Por eso esperaba, con la carita granizada…